Beethoven 2020




El año 2020 es un particularmente importante para la música, ya que se celebra el 250° aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven, compositor, director de orquesta y pianista alemán, y alrededor del mundo se preparan diferentes acitvidades para rendir homenaje al extraordinario genio de Bonn que concibió la mayor parte de su obra aislado por la sordera.

A lo largo de este año, sin duda, en A&C lo recordaremos y rendiremos homenaje a quien fue, sigue y seguirá siendo de las figuras clave de la historia de la música.

Ludwig van Beethoven
(Bonn, 1770 -Viena, 1827)

Nacido en Bonn, Alemania, en diciembre de 1770, hijo de un músico que soñaba hacer él un nuevo Mozart, Beethoven estudió el piano desde muy temprana edad y, sin ser un niño prodigio, mostró excelentes disposiciones musicales. A los 14 años de edad, ya era segundo organista de la Capilla del Elector de Colonia. A los 17 viajó a Viena, entonces capital musical de Europa, donde se encontró con Mozart; perfeccionó posteriormente sus estudios con Haydn, Albrechtsberger y Salieri. Ya establecido en Viena, ofreció en 1795 sus primeros conciertos públicos como pianista, interpretando sus propias composiciones que fueron muy aplaudidas por la aristocracia vienesa. En poco tiempo se convirtió en una figura sobresaliente en toda Europa. Por desgracia, sus capacidades auditivas empezaron entonces a disminuir y, para 1815, ya era totalmente sordo. Desesperado, consideró el suicidio, pero logró sobreponerse y, con férrea voluntad, se volcó por completo en la composición musical, produciendo obras magistrales reconocidas como pilares de la música clásica occidental, entre las que destacan sus nueve sinfonías, sus conciertos para piano, sus cuartetos para cuerdas, sus sonatas para piano, su Misa solemnis y su única ópera, Fidelio. Falleció en Viena el 26 de marzo de 1827 a los 56 años de edad; más de 20 mil personas asistieron a su funeral.

Reconocido como un representantes del clasicismo vienés, Beethoven supo librarse de las reglas clásicas para abrir nuevas perspectivas en la composición musical. Su obra alcanzó las cumbres de la música para piano, al explotar en extremo las posibilidades de ese instrumento. Sus sinfonías, cuya amplitud constituyó una verdadera innovación en su época, propiciaron la entrada de la música en la era romántica, y hacen del compositor uno de los grandes arquitectos musicales de la Historia. Su temperamento fogoso e impulsivo, sus notables facultades para la improvisación y su asombrosa capacidad para seguir componiendo obras maestras cuando ya había perdido totalmente el oído, lo han convertido en un personaje de leyenda.

destacados_home

Galería